lunes, 3 de octubre de 2011

Ser amigo de uno mismo



A lo largo de la vida conocemos
muchos amigos.
Algunos son como estrellas fugaces,
que dejan su estela luminosa y
desaparecen de nuestra existencia.
Otros se afianzan en nuestro corazón

para siempre.
Pero, hay uno que esta siempre que lo
necesitamos, invariablemente dispuesto a
dar lo mejor de sí mismo.

¡No existe mejor amigo que uno mismo!

Walter Dresel