jueves, 14 de julio de 2011

Abriendo Las Puertas De Tú Interior (Eileen Caddy)

Fotografía: Juan Ponte
Prado (Montevideo - Uruguay)


¿Te das cuenta de lo que haces, cómo vives y cómo piensas, puede ayudar u obstaculizar al estado en que se encuentra el mundo?
Deja de sumergirte en el torbellino del caos y la devastación y empieza AHORA mismo a concentrarte en la MARAVILLA y la belleza del mundo que te rodea.
AGRADECE todo.
BENDICE a todas las almas con las que estás en contacto.
Reúsate a ver lo malo de la gente, en las cosas o en las circunstancias y BUSCA siempre el BIEN.
No es escondiendo la cabeza en la arena como una ostra y reusándote a enfrentar las realidades del mundo.
¿Cómo se hace?
Es sencillamente BUSCÁNDOTE y CONCENTRÁNDOTE en lo MEJOR de cada cosa y de cada uno. Eres un mundo en miniatura en ti mismo.
Cuando haya PAZ y ARMONÍA, AMOR y COMPRENSIÓN allí mismo, en el interior de tu pequeño mundo, se reflejará en el mundo exterior, en todo lo que te rodea.
Cuando puedas hacerlo, estarás comenzando a ayudar a la situación del mundo.
Hay tantas cosas maravillosas para hacer en la vida; pero ¿qué es lo que puedes hacer mejor?
AVERIGUALO y luego SIGUE ADELANTE, HAZLO y DISFRUTA haciéndolo.
No pierdas tiempo o energía deseando hacer otra cosa o queriendo estar en algún otro lugar con otras oportunidades.
Date cuenta de que estas allí por un propósito específico, para hacer un trabajo también específico.
Por tanto, consagra todo lo que tengas a esa tarea y HAZLA con AMOR y con ALEGRÍA; ve cuán gozosa puede ser la vida; no solo para tí, sino también para los que te rodean.
A menos que entregues lo mejor de ti a la totalidad, no puedes esperar ser parte de ella.
Te separas de ella y no te sientes completo.
¡Que profunda satisfacción encontrarás cuando hagas a la perfección lo que tienes que hacer y lo hagas para beneficio de todos!
DE TÍ DEPENDE HACER DE HOY EL DÍA MÁS MARAVILLOSO QUE HAYAS VIVIDO NUNCA, por tú actitud correcta, por tu pensamiento positivo.
Ve el día de hoy como mi día.
Un día plenamente bendecido por mi y ve como se desarrolla para tí con verdadera perfección, sin ningún pensamiento desagradable que lo estropee.
Recuerda que tú lo controlas, eres dueño de la situación; de modo que de tí depende cómo se desarrolla.
Si te enfrentas con un problema sabe que hay una respuesta para él y nunca permitas que el problema te deprima. OBSERVÁLO, míralo como un peldaño para subir, como un desafío y la solución se te revelará.
Nunca, nunca, permitas que el problema te domine. Tienes que hacerlo. Tienes que hacer el esfuerzo de pensar positivamente, de PENSAR EN GRANDE, de pensar en términos de éxito.
Luego observalo develarse paso a paso.

Con gran amor, para tí que lo estas leyendo.
Noel