miércoles, 29 de agosto de 2012

El paso de los años...

Todos pensamos en eso en algún momento de nuestra vida... quizás cuando tenemos hijos y vemos como rápidamente van creciendo. Cuando hasta ayer usaban pañales y ahora te leen un cuento.
Cuando hasta ayer tu vida era una cosa... cuando aparentemente todo estaba en orden... y repentinamente... bruscamente... todo cambia; y te preguntas qué pasará mañana.
Esta bueno que la vida cambie, porque de eso esta hecha la vida; de constantes cambios y nuevas experiencias... (así uno siente que esta vivo); pero cuando todo lleva su ritmo, cuando todo parece seguir un orden natural, un proceso lógico y de pronto todo eso se rompe y hay que volver a empezar...
Volver a empezar, pero uno ya no esta solo como cuando era joven; hay que volver a empezar con personitas a cargo, hay que volver a empezar con años arriba, hay que volver a empezar con barreras que uno mismo se pone... ¿cómo romperlas?. Hay que aprender a romper barreras impuestas por nuestra propia mente, por nuestra propia forma de ver la vida, por nuestra propia forma de hacer las cosas, como aprender que la vida es diferente, que hay que vivirla de otra forma; que hasta ahora no fue la mejor forma, quizás si; a ver con esto de la mejor forma, quiero decir que en este momento la vida se vive diferente que hace 5 años, que hace 10 años y que hace 20 años. Como salir de esa burbuja sin chocar contra el primer árbol del camino, como salir de esa burbuja que hasta ayer era díficil pero segura... hasta ayer, hasta que uno la hizo explotar porque ese interior ya no nos servía, era seguro pero lastimaba, era seguro pero traicionero para nuestro propio ser, era una mentira y nadie quiere vivir en una mentira, y asi y todo nos convencemos de que no es una mentira, que no nos hace tan mal y seguimos... y seguimos... y hay personas que siguen hasta el final. Soy una persona afortunada en salir de ahí... y ahora?? uhhh ahora! eso esta bueno! el ahora! ahora hay que remarla, ahora hay que lucharla, ahora hay que ver que hace uno consigo mismo. Ahora estoy yo conmigo y nadie mas solitos tenemos que arreglar el panorma, nadie es responsable mas que yo, ahora todo depende solo de mi y lo que haga de aquí en más repercutirá en las personitas que tengo a mi cargo y en las personas que me quieren.
Ahora con la madurez que los años me han brindado, tengo que pensar mucho, pero mucho en mi y no hacer nada, pero absolutamente nada que pueda perjudicarme. Digo esto porque a veces el ser humano tapa agujeros con situaciones o personas, que quizás uno siente que necesita; y lo que no se da cuenta es que se perjudica, porque uno al único ser que necesita es a uno mismo; sino nos tenemos a nosotros mismos no podemos sostener a nadie, ni a nada (situación).
Y los años van pasando.... el paso de los años no se detiene y como saber que uno esta haciendo las cosas bien? bueno... lo primero es sentirse bien con uno mismo ¿no? ese creo yo... sería el primer punto para que toda situación y circunstancia se revele ante nosotros de manera favorable.
Pero uno siempre quiere más, no estamos conformes o mejor dicho no estoy conforme quiero las cosas más rapidamente; como saber esperar y tener paciencia? bueno eso será algo que me dará el paso de los años...

---------- * ---------- * ---------- * ----------* --------- * ----------

Bueno queridos amigos; creo que hoy es un buen momento para publicar esto que en su momento no lo quise hacer...o no lo pude hacer debido a mis circunstancias personales, a como me sentía, no es díficil decifrar mi persona observando todo el proceso de este blog. Estaba leyendo las cosas que he publicado y fui hasta el comienzo y me encontré con esto, que había quedado guardado en borrador en Agosto de 2009, que loco que todo comenzó el quince de mayo con YO PUEDO, en sus comienzos el blog lo miraba sólo yo y no lo ponía en ningún lugar para que nadie se enterara, hace un año recién que me anime a hacerlo público pero, esto que acaban de leer ni siquiera lo había publicado, entre las entradas que ven, hay cosas que escribí de niña y de adolescente, algunas tienen el año pero nunca me atreví a firmarlas, como les iba diciendo... esto comenzó un quince de mayo, habiéndome separado un veintiséis de abril del mismo año, situación muy dolorosa ya que se derrumbaba un ideal de familia, de pareja, de sueños, e ilusiones, con tres niños pequeños, muy pequeños, en medio de un lugar muy solitario donde en enero habíamos planificado una nueva vida cargada de muchas más ilusiones, dónde me quedé sola por no volver a cambiar de habitat a mis pequeños a los que ya les había cambiado su entorno al tomar la decisión de vivir en ese nuevo lugar apartado de la ciudad, bueno... no me quiero extender demasiado, sólo la intención de publicar esto, y de escribir estas palabras es para que si hay alguien que este leyendo y se encuentra en una situación similar o sirve de ayuda al menos a una persona, vale la pena esta publicación y mostrar algo tan íntimo. Sólo quiero decir; que ya a más de tres años, SE PUEDE TODO SE PUEDE. Está en nosotros, en la forma que tomemos las cosas, en que saquemos lo mejor de cada situación, en todo hay un aprendizaje. La vida nos presenta situaciones para aprender algo de ellas y evolucionar, para aprender a ser mejores personas, a tomarnos nuestros tiempos, a observar el porque de las cosas, a intentar no cometer los mismos errores, ser mas cuidadosos en nuestras acciones para con los demás y con nosotros mismos, el proceso puede ser lento, tenemos que tener la seguridad en nosotros, que por más que nos sintamos solos o perdidos, sin saber hacia donde ir, tengamos fe y escuchemos esa vocecita interior, aunque sea de a ratos, de vez en cuando, esa nos dice que vamos en el camino correcto, lento pero correcto, despacio, pero aprendiendo, sin apresurarnos, que todo llega en el momento justo. No perder la fe en nosotros mismos, en nosotros está el poder, en nosotros están las soluciones, ni en nada, ni en nadie, sólo dentro nuestro, apártate si es necesario e intenta sentirte y buscar todas las respuestas a tus incertidumbres, de a poquito, paso a pasito se revelaran como sucedió conmigo, te abrazo con mi mas puro amor, desde mi humilde aporte que espero sirva de algo. No te puedo decir cómo, sólo te puedo decir que las respuestas están en ti, como termina mi escrito con la pregunta: ¿cómo saber esperar y tener paciencia? ahora te puedo decir que es viviendo el ahora y disfrutar de lo mucho o poco que tengamos y te aseguro que siempre es mucho. Te amo. Gracias.

martes, 28 de agosto de 2012

Es Sublime

Que fantástica es la vida, que increible es reconocer que todo esta aquí y ahora, hasta la espera del ser amado, del que hadas y magos me han hablado. Es sublime cuando vives este presente, aunque la ansiedad quiera teñir mis minutos llenándolos con un futuro incierto, saborear esta espera, esta justa y preciada espera, es una bendición de mi universo. Estoy aquí disfrutando como se develan lentamente los sucesos que me acercan hasta tí, estoy aquí amándote cada día un poco más, sin siquiera conocerte, aunque conozca tu alma y tu conozcas la mía. Es maravilla sentir que mis pasos lentos se acercan a los tuyos, para fundirse en una misma huella, quizás etérea, quizás visible, sentir que ese quizás, no existe en mi tiempo, en mis minutos vibrantes de deseos y esperanzas, en mis minutos vibrantes de regocijo y amor. Disfrutando de amar cada átomo que me rodea, hasta llegar a los que te rodean extasiada por tanto júbilo y agradecimiento, por sólo saber que al fin existes, estando en este momento a miles de millas de distancia pero tan cerca y tan profundo dentro de mi alma. @elpendulodenoel

Usted Puede Sanar Su Vida



"Somos en un cien por ciento responsables de nuestras expriencias y cada uno de nuestros pensamientos está creando nuestro futuro"
Louise L. Hay

"...He escrito este libro para compartir con ustedes aquello que sé y que enseño. Heal Your Body (Sane su cuerpo) ha llegado a ganar amplia aceptación como libro autorizado sobre pautas mentales que crean enfermedades en el cuerpo...
...Si estan dispuestos a hacer los ejercicios progresivamente, tal como aparecen en el libro, para cuando los hayan terminado HABRÁ INICIADO el cambio en su vida..."


"Somos responsables en un ciento por ciento de todas nuestras experiencias.
Todo lo que pensamos va creando nuestro futuro.
El momento del poder es siempre el presente.
Todos sufrimos de odio hacia nosotros mismos y de culpa.
En nuestros peores momentos, pensamos: "Yo no sirvo..."
No es más que una idea, y una idea se puede cambiar.
El resentimiento, la crítica y la culpa son las reacciones más dañinas.
Liberar el resentimiento llega incluso a disolver el cáncer.
Cuando nos amamos realmente a nosotros mismos, todo nos funciona en la vida.
Debemos dejar en paz el pasado y perdonar a todos.
Debemos estar dispuestos a empezar a amarnos.
Aprobarse y aceptarse a sí mismo en el ahora es la clave para hacer cambios positivos.
Somos nosotros los creadores de todo lo que llamamos "enfermedad" en nuestro cuerpo."

"En la infinitud de la vida, donde estoy, todo es perfecto, completo y entero, y sin embargo, la vida cambia siempre. No hay comienzo ni hay final; sólo un reciclar constante de la sustancia y las experiencias. La vida jamás se atasca, ni se inmoviliza ni se enrancia, pues cada momento es siempre nuevo y fresco. Soy uno con el mismo Poder que me ha creado, y que me ha dado el poder de crear mis propias circunstancias. Me regocija el conocimiento de que tengo poder para usar mi mente tal como yo decida. Cada momento de la vida es un comienzo nuevo que nos aparta de lo viejo y este momento es un nuevo comienzo para mí, aquí y ahora. Todo esta bien en mi mundo."

martes, 21 de agosto de 2012

El Cielo es el Límite



¿Cuál es su límite?
De vez en cuando, oirá usted decir a una persona, a la que se ofrece la tercera, cuarta o quinta copa en un cóctel: “No gracias, he llegada al limite”. Es un comentario inteligente cuando se está bebiendo alcohol. Salvo que uno tenga especial cariño a las resacas o a maltratar el cuerpo y la mente, merece la pena conocer el propio Imite al alcohol y respetarlo. Pero, con demasiada frecuencia, cuando se nos ofrece un tercero, cuarto o quinto trago de la copa de la vida (y, lo advirtamos o no, la vida siempre ofrece), nos decimos para nuestros adentros: “Oh, no, mejor parar aquí. Creo que ya he llegado al limite”. En cierta ocasión oí a una niñera gritar detrás de un niño muy vivaz que recoma la casa tan de prisa que ella no podía seguirle: “¡No te entusiasmes tanto! ¡No te entusiasmes tanto! ¡Ya sabes que siempre que te entusiasmas demasiado te caes y te haces daño!”. Este libro está dispuesto a admitir que, en lo que respecta a la capacidad que posee usted para la felicidad, el desarrollo, la creatividad, la capacidad constructiva en la sociedad (cualquier cosa que usted valore como ser humano) literalmente no existen limites para lo que puede usted lograr.