jueves, 24 de febrero de 2011

EL DEVENIR DE HERÁCLITO 1996...

Estoy parado sobre la muralla,
que alimenta todo en esta vida.
La muralla del amor.
Donde hay sufrimientos y alegrías
y por suerte o por magia
una mano amiga,
en donde confiar.

Por qué todo termina?
Por que?
Todo es devenir decía Heráclito
pero yo me pregunto;
por qué?

Una pareja amiga
ya no es más pareja
ni tampoco amiga
Todo es devenir decía Heráclito.
Y yo?
me pregunto;
y yo?

Escucho una voz
esperando palabras
que mis oídos
querían escuchar.
Todo es devenir, decía Heráclito,
y tenía razón.

El ser humano quiere cosas,
que la vida no le da,
y la vida le da cosas
que el ser humano, no sabe valorar.
Todo es devenir decía Heráclito,
y tenía razón.

Y esa voz me sigue perturbando
Por qué?
a mi qué?
Todo es devenir decía Heráclito,
y tenía razón.

Y en el devenir de Heráclito
cambian las cosas.
El agua no pasa dos veces por el mismo río,
ni por nuestras manos,
pero la vida si.

La vida te da tantas oportunidades,
como tú las quieras.
Pero hasta un tiempo, ¡Aprovecha!
y el devenir de Heráclito aquí terminó.

@elpendulodenoel