jueves, 14 de julio de 2011

Sobre los tres cerros



Sobre los tres cerros, están
sobre los tres cerros, y
sobre ninguno más.
Pero nadie,
pero,
nadie los ve.
Nadie los ve, pero
allí están.
Quizás, todos los recuerdan,
quizás,
porque ellos,
sobre los tres cerros, están.
Están y estuvieron,
pero nadie los ve.
Están, estuvieron y estarán,
pero si siguen así,
nunca,
nunca,
los verán.

04/06/03



Palabras de mi amigo del alma Hernán Rodriguez:

Sobre los tres cerros, están sobre los tres cerros, y sobre ninguno más.
Siento en la imagen de la Montaña, a la imagen dual de la creacion y del hombre. Solo hay un lugar primigenio, único, germinal para reconocernos como el verdadero SER que somos. Los demás lugares son ilusión. Solo hay un lugar para reconocer el SER multidimensional que somos, los demas lugares son ilusión, protecciones, son lugares imaginarios, un juego de nuestra mente-conciencia.
Pero nadie, pero, nadie los ve. Nadie los ve, pero allí están.
Nos cuesta llegar a reconocernos en totalidad, alcanzar el vacio y lograr poder vernos libres de pensamientos, ego y demas juegos ilusorios, liberarnos de nuestras propias creaciones, de nuestra propia historia creada, de nuestra propia construccion ilusoria. Nosotros estamos, pero no nos reconocemos. Encerrados en nuestros propios personajes... Jugando un juego ilusorio.
Quizás, todos los recuerdan, quizás, porque ellos, sobre los tres cerros, están.
Por momentos nos reconocemos, apenas instantes, vagos recuerdos de esa conexion perdida... nos sospechamos mucho más de lo que somos... hay un deja-vu de la pura inmensidad de la creacion en todos nostros.. Por momentos, podemos verlo... nos podemos ver tras la niebla de nuestro propio espejo... Sin embargo, como los cerros, nosotros estamos. Somos. no dejamos de ser el Yo Soy el Que Soy.
Están y estuvieron, pero nadie los ve.
Nadie los ve y nadie se ve en ese lugar... apenas unos pocos llegan a ese entendimiento... Tal lejano y tan cercano... a un solo pensamiento de distancia... cerca y lejos a la vez. En cualquier momento se puede descorrer el velo, en cualquier instante, la niebla del espejo se puede disipar y podremos vernos tal cual solo... Nunca se sabe cuanto tiempo pasara... Depende de nosotros, depende de nuestro camino y de nuestro esfuerzo... Depende de nuestro entendimiento.
Están, estuvieron y estarán, pero si siguen así, nunca, nunca, los verán.
Claro que es asi... son fueron y seran. Somos fuimos y seremos... pero si no trabajamos y buscamos... no nos veremos.

Esto es lo que me nace compartir contigo...


Gracias Hernán @elpendulodenoel