sábado, 27 de agosto de 2011

Independencia


julio 2011 073

                                             Fotografía: María Noel López
                                  (Jardín Botánico – Montevideo . Uruguay)



LA SENDA NO TOMADA

Dos sendas se separaban en un bosque dorado;
apenado por no poder recorrer las dos
al ser un único viajero, largo tiempo estuve
mirando a una tan lejos como alcanzaba mi vista,
hasta el recodo donde en la maleza se adentraba.

Después tomé la otra, igualmente buena,
por el atractivo que a mis ojos le daba
la abundante maleza y la falta de uso,
aunque desde donde me encontraba era cierto
que no era mucho lo que las diferenciaba,

que en aquella mañana igualmente intactas se posaban
las hojas que ambas sendas cubrían.
Así pues, ¡guardé la primera para otro día!
Y sin embargo, sabiendo que una senda a otra conduce,
dude si alguna vez debería volver.

Algún día, en algún lugar lejano,
sin duda diré con un suspiro de alivio;
dos sendas se separaban en un bosque, y yo
tomé la menos usada.
En eso estará la diferencia.

Robert Frost
(1874 – 1963)

Robert Frost ganador de varios premios Pulitzer, es reconocido por sus descripciones poéticas de la Norteamérica rural y del alma humana.
Cuando Frost escribe sobre tomar la senda <<menos conocida>> esta hablando de algo mucho más trascendente que el mero hecho de elegir un camino en un cruce. Al hablar de las dos sendas que divergen en el bosque y de la reflexión que eso suscita en él <<Dudé de si alguna vez debería volver>>, lo que Frost nos está diciendo en realidad es: <<Aquí solo tengo una oportunidad. No puedo tomar un camino y, si este no funciona, regresar para tomar el segundo>>.
Sabe que tiene que elegir, y el criterio que sigue para tomar su decisión es hacer caso de su instinto que le lleva a adentrarse en la senda menos conocida.

(Extraído de: “La Sabiduría de Todos Los Tiempos” – Wayne W. Dyer)

[tweetmeme only_single="false"]